Restaurantes sin meseros, sin mesas y sin repartidores propios. El formato no es nuevo, pero ha tomado un impulso en el mundo con el auge de los esquemas de economía colaborativa que empujan a las aplicaciones de “delivery”.

En El Salvador dicho modelo está en desarrollo de la mano de inversionistas locales y extranjeros que ven la oportunidad de hacerse de una porción de un mercado apetitoso que busca espacios especialmente dentro de las posibilidades que abrió la pandemia.

Equipo Monkey Foods